Cuando te llega la inspiración…

Por Cristy Huelsz

En un día como hoy pero de 1813 se celebró un Baile en Netherfield Park, con la distinguida presencia del señor Fitzwilliam Darcy, quien no podía quitarle los ojos de encima a una dama de bellos ojos, con sus rizos acariciando su nuca.

Él pretendía no estar interesado en ella. Le había estado dando vueltas al asunto, bien sabiendo que tendría las miradas de más de uno de los asistentes sobre su persona, pero él sólo estaría interesado en ella.

Sabía que no tenía mucho tiempo. Sólo era cuestión de tiempo.

Ya había recibido una carta de su primo, el coronel Fitzwilliam.

Él deseaba que el tiempo se detuviera para sólo poder contemplarla. Tener algo de espacio. No necesitaba de los comentarios incesantes de la señorita Bingley, ni de tratar de ver que Bingley se ocupara de sus invitados en lugar de estar siguiendo a la señorita Bennet.

Necesitaba su espacio para poder invitarla a bailar.

Pero tal vez no sería así aquel patético clérigo seguía intentando presentarse. La primera vez que aquel hombre carraspeó, Darcy ni lo vio por su estatura.

De repente vio que la señorita Elizabeth se estaba acercando a algunos de los alegres oficiales que Bingley había tenido que invitar por insistencia de las alborotadas hermanas Bennet, bueno, sólo dos de ellas.

Desde su lugar no lograba escuchar lo que su dama le preguntó a los oficiales. ¿Su dama? ¿Acaso podía decir algo así? Tal vez, si no lo decía en voz alta, todavía.

La señorita Elizabeth le dedicó una sonrisa simple a los oficiales y directamente fue con la señorita Lucas. Ella prácticamente no se habían separado en las pocas horas del baile.

Fue en ese momento que Darcy se armó de valor para pedirle un baile. Era lo único que necesitaba.

Y ella aceptó, para su sorpresa y gozo. Pero este no duraría mucho.

Para cuando ambos llegaron a la pista de baile y Darcy le tomó la mano, apenas habían dado unas cuantas vueltas cuando alguien interrumpió en la sala.

-¡Alto! ¡Detengan todo!

-¿Qué es lo que sucede? -preguntó Bingley.

-Napoleón… Napoleón y sus tropas han llegado.

Continuará…

Un comentario en “Cuando te llega la inspiración…

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: